Comunicarse con asertividad life coach santa cruz tenerife
EM Coaching Coaching y Psicologia Yo Pienso – Yo Siento – Yo Quiero

Yo Pienso – Yo Siento – Yo Quiero



Comunicarse con asertividad life coach santa cruz tenerife

Todos queremos construir relaciones más fuertes y sanas, ser capaces de comunicarnos de forma efectiva y que esto nos ayude a resolver conflictos. Y si encima podemos tener un estilo que mejora nuestra autoestima pues resulta que el pack está completo. ¿Dónde hay que firmar?

Partimos de dos supuestos básicos:

1/ Quieres defender tus derechos personales y poder expresar tus pensamientos, sentimientos y creencias de una manera abierta, honesta y apropiada a la situación

2/ Lo que quieres para ti también lo quieres para la otra persona que interactúa contigo.

Hoy te hablo de Asertividad, una de las habilidades más prácticas que puedes aprender.


¿Cuál es tu estilo de comunicación?


La asertividad se encuentra a medio camino entre los estilos pasivo y agresivo

En el pasivo te quedas en segundo plano buscando evitar el conflicto a toda costa:

– no expresas tus opiniones y sentimientos

– no defiendes tus derechos

– permites que otros tomen decisiones por ti

– dices «si» cuando en realidad quieres decir «no»

En el agresivo te pasas al otro extremos intentando dominar o controlar a los demás:

– a menudo interrumpes o no escuchas

-expresas opiniones decretando verdades absolutas

-utilizas un lenguaje que culpa o ataca a los demás

-utilizas la humillación, la crítica y la intimidación.

Son dos extremos que dan muchos problemas, tanto al que lo tiene como al que lo sufre al recibirlo.


Aprende a comunicarte con asertividad


Una comunicación asertiva es como una negociación de paz en medio de un conflicto bélico. Un espacio neutral en el que ambos combatientes saben que no corren peligro porque a los dos les interesa llegar a acuerdo. Es un ejemplo un poco extremo pero muy gráfico. Imagina tener esta zona neutra de reconocimiento y respeto mutuo como estándar en tus relaciones, como cambiaría tu vida?

Un modelo básico de comunicación asertiva tiene tres componentes:

Yo pienso: Se refiere a expresar nuestros pensamientos o creencias sobre una situación específica.
Comenzar con «yo pienso» nos permite expresar nuestra perspectiva sin asumir que es la única verdad. Al hacerlo, reconocemos implícitamente que hay otras opiniones y que estamos abiertos al diálogo.
Por ejemplo, en lugar de decir «Eso está mal», podríamos decir «Yo pienso que podría haber otra manera de abordar esta situación»

Yo siento: Implica compartir nuestras emociones relacionadas con la situación o el comportamiento que estamos discutiendo. Al expresar nuestros sentimientos, humanizamos la conversación y permitimos que la otra persona entienda el impacto emocional que tiene sobre nosotros. Es importante ser específicos sobre nuestras emociones y poseerlas como nuestras, en lugar de culpar a otros.
Por ejemplo, «Me siento preocupado cuando los plazos no se cumplen» en lugar de «Me haces sentir preocupado».

Yo quiero: Se trata de expresar nuestras necesidades o deseos, lo que queremos que suceda o cómo nos gustaría que se resolviera la situación y estar abiertos a negociar. Por ejemplo, «Quiero que busquemos una solución juntos» en lugar de «Tienes que hacer lo que yo digo».

Ejemplos de comunicación asertiva


En estos ejemplos puedes ver aplicado el modelo yo pienso-yo siento-yo quiero. Compáralo con interacciones que hayas tenido y en las que has terminado no sintiéndote del todo bien. ¿Cómo te expresarías si esa misma situación se volviera a repetir? ¿Qué cambiaría?

En el trabajo: «Yo pienso que este proyecto podría beneficiarse de algunas revisiones adicionales. Me siento un poco abrumado por la carga actual de trabajo y quiero discutir posibles estrategias para manejar mejor los plazos».

En la pareja: «Yo pienso que hemos estado distantes últimamente. Me siento triste por esta situación y quiero encontrar un tiempo para hablar sobre cómo podemos mejorar nuestra comunicación».

Con amigos: «Yo pienso que tu comentario sobre mi trabajo fue un poco duro. Me sentí herido porque valoro tu opinión y quiero entender mejor tu punto de vista».

Aunque este modelo es sumamente útil, no es una solución única para todos los desafíos comunicativos. La comunicación efectiva a menudo requiere una combinación de varias habilidades y técnicas, incluyendo la escucha activa, la empatía, la capacidad de hacer y recibir críticas constructivas, y la habilidad para negociar y resolver conflictos. Además, la asertividad no siempre es la respuesta adecuada; hay situaciones en las que otros estilos de comunicación, como la adaptabilidad o la colaboración, pueden ofrecer mejores soluciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post