adaptarse un mundo cambiante, joven mira mapa sin entender que hacer coaching life santa cruz tenerife
EM Coaching Filosofía para Vivir Lo que ha pasado (no) siempre volverá a pasar

Lo que ha pasado (no) siempre volverá a pasar



adaptarse un mundo cambiante, joven mira mapa sin entender que hacer coaching life santa cruz tenerife

Hoy has decidido levantarte bien temprano para disfrutar de los primeros rayos del sol y te sientas con tu taza de café bien caliente en el porche de una preciosa casa rural, en medio del campo, que has alquilado para descansar durante el fin de semana. Respiras hondo y vuelves a experimentar lo fresco y puro que es el aire. Está todo en silencio. Nada de prisas, nada de reuniones, el móvil apagado y en el fondo de la maleta. Una maravilla.

En la parcela de al lado ves como Pedrito también sale a desayunar. Pedrito es un pavo precioso que ha pasado casi tres años en la granja. Pedrito sale a la velocidad de la luz buscando desesperadamente el grano con el que cada mañana lo alimentan. No lo encuentra. Nicolás, el granjero, sale del establo en dirección a nuestro joven pavo mientras te mira, sonríe y dice «Feliz Navidad !!! Cenaremos a las 20 horas, le parece bien?»

Vaya, vaya, pobre Pedrito. Cada mañana, todas las mañanas, le daban su grano. Quién le iba a decir que hoy iba a ser diferente!!!. Quizás si Pedrito hubiera notado que no había grano en la entrada y que la esposa del granjero le miraba desde la puerta con una sonrisa de oreja a oreja y un machete en la mano…

Esto es lo que en filosofía se conoce como el problema de la inducción. Solo porque algo ha sucedido de cierta manera en el pasado no significa que necesariamente sucederá de la misma manera en el futuro. Y es una suposición que solemos hacer constantemente cuando:

Te aferras a lo que siempre ha funcionado sin importar las circunstancias

No te molestas en evaluar o ajustar tus estrategias o incluso cuando confías en una determinada forma de hacer las cosas aunque no dé todos los resultados que te gustaría

Consideras que sabes todo lo necesario y no buscas oportunidades para aprender algo nuevo

No desarrollas planes a corto plazo para cambios rápidos ni a largo plazo para tus metas fundamentales

No buscas la opinión de otras personas que entiendan el tema que te ocupa para conseguir nuevas perspectivas

No eres un pavo como Pedrito. ¿Qué harás si tienes indicios de que estos últimos 5 puntos puedan ser verdad en tu caso?

No seas Pedrito.
No seas un pavo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post