exponerte a tu miedo lo hace tu amigo coaching santa cruz tenerife
EM Coaching Realización Personal Convierte al Miedo en tu Aliado

Convierte al Miedo en tu Aliado



exponerte a tu miedo lo hace tu amigo coaching santa cruz tenerife

El miedo es una emoción inherente a todos nosotros. Desde tiempos ancestrales, el miedo ha sido un mecanismo de supervivencia vital que ha permitido a los seres humanos enfrentar amenazas y peligros en su entorno. En el corazón de esta respuesta emocional se encuentra el reflejo de lucha o huida, una reacción instintiva que desencadena una serie de cambios físicos y mentales cuando nos enfrentamos a situaciones aterradoras.


¿Qué es el Reflejo de Lucha o Huida?


El reflejo de lucha o huida es una respuesta fisiológica y emocional que se activa ante una amenaza percibida. Imagina que te encuentras en el bosque y de repente te encuentras con un animal salvaje. Tu cuerpo reacciona de inmediato: tu corazón comienza a latir más rápido, tu respiración se acelera, tus músculos se tensan y tu mente se enfoca intensamente en la situación. Esta respuesta es tu organismo preparándose para tomar una decisión: luchar contra la amenaza o huir de ella para sobrevivir.

El Miedo como Capacidad Adaptativa


El miedo, en su esencia, es una capacidad adaptativa que nos ha ayudado a sobrevivir como especie. Ante situaciones de peligro, el miedo nos alerta y moviliza recursos para enfrentar la amenaza. En este sentido, el miedo es una aliado natural que nos ha permitido evolucionar y prosperar en un mundo peligroso.

Sin embargo, el problema surge cuando el miedo se vuelve abrumador y paralizante. Este es el caso de situaciones de trauma o eventos traumáticos que generan un miedo intenso y abrumador, como un accidente grave o un ataque violento. En estos casos, la mente humana puede bloquearse, y el reflejo de lucha o huida se vuelve incontrolable.

La Mente No Atiende a Razones Lógicas

Cuando estamos atrapados en una situación de miedo extremo, nuestra mente no atiende a razones lógicas. Puedes saber conscientemente que no estás en peligro real, pero tu cuerpo y tu mente están atrapados en un estado de alerta máxima. Esto se debe a que la respuesta de lucha o huida es gestionada principalmente por el sistema límbico, la parte más primitiva de nuestro cerebro, que no responde bien al razonamiento lógico en ese momento.

Imagina que te encuentras en un avión y experimentas una turbulencia inesperada y aterradora. Puedes saber que las probabilidades de un accidente son extremadamente bajas, pero tu corazón está latiendo con fuerza y puedes sentir pánico. Esto es el reflejo de lucha o huida en acción. Tu mente no escucha tus intentos de razonar con ella en ese momento.

La Exposición Progresiva como Herramienta de Superación


Entonces, ¿cómo podemos lidiar con el miedo abrumador? Aquí es donde entra en juego la exposición progresiva. La exposición progresiva es una técnica que implica enfrentar gradualmente la fuente de miedo en un entorno seguro y controlado. A través de la exposición repetida y controlada a la situación temida, nuestro cerebro comienza a comprender que no estamos en peligro real y que podemos enfrentarla.

Por ejemplo, si alguien tiene un miedo extremo a volar en avión después de una turbulencia aterradora, la exposición progresiva podría implicar comenzar por ver videos de vuelos en avión, luego visitar un avión en tierra, y finalmente realizar un vuelo corto. Con el tiempo, el cerebro se adapta y el miedo disminuye.

La exposición progresiva funciona porque permite que la mente aprenda gradualmente que el miedo no es una amenaza inminente y que puede manejar la situación. No es un proceso rápido ni fácil, pero es efectivo y puede ayudar a las personas a superar incluso traumas profundos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post