frase de balzac la renuncia es un suicidio cotidiano coaching santa cruz de tenerife psicologia
EM Coaching Filosofía La renuncia es un suicidio cotidiano

La renuncia es un suicidio cotidiano



frase de balzac la renuncia es un suicidio cotidiano coaching santa cruz de tenerife psicologia

Cada día la vida te presenta opciones y caminos diferentes de hacer las cosas. La elección de una determinada vía implica renunciar a otras y si miras atrás cada cierto tiempo es posible que compruebes que, si no cuentas con un plan de acción que te ayude a seguir el rumbo que quieres, el acto de renunciar a tus sueños y aspiraciones se convierte en una práctica habitual, casi imperceptible. Esta renuncia diaria es a lo que Honoré de Balzac llama un «suicidio cotidiano«.

Pero, ¿qué implica realmente esta frase? ¿Cómo el acto de renunciar a lo que más queremos nos va despojando lentamente de nuestra esencia y vitalidad?

Las consecuencias de renunciar


Balzac no se refiere a los pequeños compromisos necesarios para la convivencia, sino a la renuncia a aquellos aspectos de nuestras vidas que consideramos fundamentales para nuestra identidad y felicidad. Ya sea una carrera soñada, una relación amorosa, una pasión artística o una aventura anhelada, la renuncia a estas aspiraciones puede resultar en una pérdida gradual de nuestro yo más auténtico.


En este artículo te acompaño a reconsiderar las renuncias que has hecho y a reflexionar sobre cómo estas decisiones han moldeado tu vida. La meta es fomentar un despertar, una conciencia de que cada renuncia tiene un precio y que, en ocasiones, ese precio es la chispa que da sentido y color a nuestra existencia.


Te invito a realizar un ejercicio de introspección. Identifica esas áreas de tu vida donde has renunciado a algo importante y pregúntate: ¿Cómo han impactado estas renuncias en mi sentido de felicidad y propósito? ¿Hay maneras de recuperar, aunque sea en parte, esos sueños o deseos abandonados?

Ejemplos de renuncia


No es fácil identificar cuando renunciamos, sobre todo porque la opción finalmente elegida es la que nos suele garantizar la seguridad económica, el no sentirnos expuestos, la validación de nuestros amigos o familia. Es decir, la opción que mejor nos va es «la fea del grupo». Hay que hilar muy fino para darse cuenta de cuando nos damos el cambiazo de oro por bisutería pensando que hacemos un buen trato.

Puede que estos ejemplos te ayuden y, quien sabe, quizás en alguno de ellos hasta te sientas identificado.


Laura y su sueño de ser artista … Laura siempre había soñado con ser una artista, pasaba horas dibujando y pintando, llenando sus cuadernos de bocetos con paisajes y retratos. Pero cuando llegó el momento de elegir una carrera, sus padres la convencieron de que el arte no era una opción práctica. Así que Laura se matriculó en contabilidad, una carrera segura pero que no despertaba su pasión. Años más tarde, mientras trabajaba en una firma de contabilidad, Laura se encontró añorando sus días de pintura y se dio cuenta de que había renunciado a una parte esencial de sí misma por seguridad.

Daniel y el amor no correspondido … Daniel estaba profundamente enamorado de su mejor amigo, Sofía, desde la secundaria. Sin embargo, temiendo arruinar su amistad, nunca reveló sus sentimientos. Cuando Sofía se comprometió con otra persona, Daniel sintió una profunda tristeza y se dio cuenta de que su renuncia a expresar su amor había resultado en la pérdida de una oportunidad de felicidad. Esta experiencia lo llevó a prometerse que, en el futuro, sería más valiente al expresar sus sentimientos.

Miguel y la renuncia a su identidad … Miguel creció en un pequeño pueblo con una fuerte cultura de masculinidad tradicional. Siendo gay, a menudo se sentía fuera de lugar y se esforzaba por ocultar su verdadera identidad para encajar. Al mudarse a la ciudad para la universidad, finalmente encontró la libertad de expresarse y aceptarse tal como era. Reflexionando sobre su pasado, Miguel lamentó los años en los que renunció a su autenticidad por miedo al rechazo

Vivir en piloto automático


La renuncia a nuestros deseos más profundos puede llevar a un estado de resignación, donde la vida se vive en una especie de piloto automático, privada de la pasión y el entusiasmo que proporcionan un sentido de propósito y dirección:

Pérdida de la Identidad: La renuncia continua puede conducir a una crisis de identidad, donde nos desconectamos de lo que realmente nos importa y define.

Tristeza y Apatía: La falta de compromiso con nuestros verdaderos deseos puede llevar a sentimientos de vacío, tristeza y una falta de interés en la vida.

Sentimiento de Arrepentimiento: A largo plazo, las renuncias pueden acumularse y transformarse en un profundo arrepentimiento por las oportunidades perdidas y los caminos no tomados.

Recupera tus sueños perdidos


Llegó la hora de ponerse a trabajar por tus sueños !!!. Te animo a buscar un ratito para, a solas, buscar algunas respuestas que puedan ayudarte a reavivar tus aspiraciones y buscar una manera de hacerlas realidad:

Reflexiona sobre tus Pasiones Olvidadas:

Dedica tiempo a pensar en lo que realmente te apasionaba antes. ¿Qué actividades o metas te llenaban de entusiasmo y felicidad?

Escribe sobre tus sueños antiguos y los motivos por los cuales los dejaste de lado. Este ejercicio puede ayudarte a entender y procesar tus decisiones pasadas.

Evalúa tu Situación Actual:

Considera cómo han cambiado tus circunstancias desde que abandonaste esos sueños. ¿Qué es diferente ahora que podría permitirte retomarlos?

Analiza los recursos y habilidades que tienes a tu disposición en este momento y cómo podrían ayudarte a alcanzar tus objetivos.


Establece Objetivos Claros y Realistas:

Define metas específicas y alcanzables relacionadas con tu sueño. Establecer objetivos claros te puede proporcionar una dirección y un sentido de propósito.

Divide tus metas en pasos más pequeños y manejables. Esto hace que el proceso sea menos abrumador y más factible.

Elabora un Plan de Acción:

Desarrolla un plan detallado para alcanzar tus objetivos. Incluye plazos, estrategias específicas y cualquier recurso que necesites.

Sé flexible con tu plan. Estar abierto a ajustarlo según sea necesario te permitirá mantener el rumbo incluso cuando surjan obstáculos.

Busca Apoyo y Orientación:

Comparte tus sueños con familiares, amigos o mentores que puedan ofrecerte apoyo y aliento.
Considera buscar un coach o un consejero que pueda guiarte y ayudarte a mantener la motivación.


Toma Acción y Mantén la Consistencia:

Comienza a trabajar hacia tus sueños con acciones concretas. Incluso los pasos pequeños cuentan.
La consistencia es clave. Dedica tiempo regularmente a trabajar en tus metas, manteniendo el impulso.

Celebra tus Logros:

Reconoce y celebra cada pequeño éxito en tu viaje. Esto te ayudará a mantener la motivación y a reconocer tu progreso.

Aprende de los Fracasos:

Ve los fracasos y los contratiempos como oportunidades de aprendizaje. Cada error te ofrece valiosas lecciones que pueden ayudarte a mejorar y crecer.

Mantén una Mentalidad Positiva:

Cultiva una actitud optimista y un diálogo interno positivo. Creer en ti mismo y en tu capacidad para lograr tus sueños es fundamental.

Adáptate y Sé Flexible:

Esté preparado para adaptar tus sueños a nuevas circunstancias. La flexibilidad te permite permanecer alineado con tus valores y metas a largo plazo, incluso cuando la vida toma rumbos inesperados.


Buen trabajo !!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post