OFERTA BLACK FRIDAY EN PACK 3 SESIONES
observar sin juicios de valor como sherlock holmes
EM Coaching Coaching y Psicologia Observar sin Juicios, como Sherlock

Observar sin Juicios, como Sherlock



observar sin juicios de valor como sherlock holmes

En el oscuro y misterioso Londres victoriano, un genio se destacaba por encima de todos: Sherlock Holmes. El legendario detective, creado por Arthur Conan Doyle, era conocido por sus habilidades de observación aguda y deducción infalible. A medida que exploramos las historias de Holmes, no solo encontramos emocionantes relatos de intriga y suspense, sino también valiosas lecciones sobre cómo observar el mundo que nos rodea.

Observar sin hacer juicios de valor


Una de las habilidades más destacadas de Sherlock Holmes era su capacidad para observar sin juicios de valor. Holmes no se dejaba influenciar por suposiciones, estereotipos o prejuicios. En cambio, miraba detenidamente, recopilaba datos y luego formaba sus conclusiones. Esta es una lección crucial que todos podemos aplicar en nuestra vida cotidiana.

Demasiado a menudo, tendemos a juzgar rápidamente a las personas y situaciones. Hacemos suposiciones basadas en la apariencia, la cultura, el género o la clase social. Pero, ¿qué pasaría si adoptáramos el enfoque de Holmes y observáramos sin prejuicios? Podríamos descubrir un mundo de posibilidades y conexiones que antes habíamos pasado por alto.

Notas mentales: recopila todas las piezas del puzzle antes de “resolver”

Sherlock Holmes también nos enseña la importancia de tomar notas mentales. En sus investigaciones, Holmes tomaba nota de detalles aparentemente triviales que luego resultaban ser piezas clave del rompecabezas. Esta capacidad de tomar nota mental y recordar los detalles es una habilidad que todos podemos desarrollar. Y aquí va un plus: ¿y si primero recopilo todas las “pruebas” antes de intentar resolver el caso?

La observación sin juicios y la toma de notas mentales nos permiten detectar patrones y hacer conexiones sorprendentes. En nuestras vidas, a menudo enfrentamos desafíos y problemas que parecen desconectados. Sin embargo, al observar detenidamente y tomar nota de los detalles, podemos descubrir patrones ocultos que nos ayudan a comprender y resolver problemas de manera más efectiva.

¿Qué detalles pasamos por alto en nuestra prisa diaria?
¿Qué conexiones podríamos hacer si prestamos atención?

El enfoque de Holmes en la observación también se relaciona con la práctica de la atención plena. La atención plena implica observar el mundo y nuestras propias experiencias sin juicios, con una mente abierta y curiosa. Al practicar la atención plena, podemos mejorar nuestra capacidad de observación y conectar de manera más profunda con nuestro entorno y con nosotros mismos.

Cómo ser un Sherlock Holmes en tu vida diaria

Lleva un diario de observación: Al igual que Sherlock Holmes tomaba notas mentales de detalles clave, considera llevar un diario de observación en tu vida diaria. Anota detalles interesantes o patrones que observes en tus interacciones, en tu entorno o en tus propios pensamientos y emociones. Esto te ayudará a desarrollar una memoria más aguda y a detectar patrones a lo largo del tiempo.

Cuestiona tus suposiciones: Antes de hacer juicios o suposiciones sobre las personas o situaciones, detente y cuestiona esas creencias. Pregúntate si tienes evidencia sólida para respaldar tus juicios o si estás haciendo suposiciones basadas en estereotipos o prejuicios. Practicar la observación sin juicios implica ser consciente de tus propios sesgos y estar dispuesto a cuestionarlos.

Haz preguntas abiertas: Cuando interactúes con otras personas, practica hacer preguntas abiertas en lugar de hacer suposiciones. En lugar de asumir que sabes lo que están pensando o sintiendo, pregúntales abiertamente para obtener una comprensión más profunda. Escuchar con atención y sin juicios puede llevar a conexiones más significativas y a una mejor comprensión mutua.


Por ejemplo: cuando no entiendas por qué alguien hace algo puedes preguntar “qué te llevó a tomar esa decisión?” en vez “tu lo que quieres es fastidiarme haciendo eso que sabes que me molesta, ¿verdad?”. Ves la diferencia entre una pregunta abierta y otra cerrada?

No intentes resolver el puzzle a la primera pieza: Es demasiado común hacer inferencias sobre la actitud de las personas al primer dato que obtengamos. Eso no es una habilidad de detective sino de vidente !!!. Así que si no eres adivino ni tampoco el Profesor X de los X-Men es preferible que te digas “aun no tengo todos los datos” antes de emitir tu conclusión.

Elemental Querido Watson … o no?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post